Caja con pinturas pastel de colores
Caja con pinturas pastel de colores

Ha pasado casi la mitad de agosto, y ya estoy plenamente instalada en mi nuevo estudio. He empezado a dibujar, a pergeñar proyectos, y la verdad… ¡Estoy muy cómoda trabajando ahí!

También he conseguido darme unos días de descanso mental. Mucho dormir siestas, mucho estar aturdida de tantas horas de sueño, he procurado no pensar demasiado, y conscientemente he hecho voluntad por caminar más despacio. Son muchos años con el acelerador pisado, tengo que saber hacer una frenada meditada y terapéutica.

La luz de este mes ya trae ese matiz melancólico, con un aroma a equinoccio, y una paleta de colores en el paisaje que echo de menos pintar. Tocará, en la próxima tormenta, salir a tirar fotos por la Jarea para tener referencias para futuros cuadros.

Me queda por hacer la instalación eléctrica en el nuevo estudio, terminar de montar la estufa, poner más estanterías, y arreglar los zarrios que están aún estorbando. Y los exteriores.
Pero el sitio ya es funcional. Mi habitación propia.

De a poco iré poniendo por acá los proyectos que tengo entre manos. Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies